El etiquetado de los alimentos es clave para conocer su origen, modo de conservación, ingredientes utilizados y nutrientes que aporta. La fecha de caducidad o fecha de consumo preferente es un aspecto obligatorio que debe incluirse en todos los productos. En este post, te contamos la diferencia entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente.    

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE FECHA DE CADUCIDAD Y FECHA DE CONSUMO PREFERENTE?

La fecha de caducidad y la de consumo preferente son términos que, por su similitud, tienden a confundirse bastante. La fecha de caducidad se refiere al día límite que tiene un producto antes de que caduque, mientras que la fecha de consumo preferente indica que a partir del día indicado en el producto su calidad desciende, pero puede seguir consumiéndose ya que no ha caducado.  

Esto es un problema importante, ya que supone que se desechen alimentos pudiéndose consumir. En este post te contamos algunos trucos para reducir el desperdicio de los alimentos.

Fecha de caducidad

La fecha de caducidad es el elemento que indica en qué día exacto el producto ha llegado a su caducidad y no puede volver a consumirse porque supone un riesgo para la salud del consumidor. Todos los alimentos muy perecederos y que puedan suponer un riesgo en un periodo corto de tiempo deben incluirla. Por ejemplo: productos frescos, carnes y pescados crudos, lácteos, etc.

Fecha de consumo preferente

La fecha que se establece hace referencia a partir del momento en el que los alimentos comienzan a perder su calidad y sus propiedades, pero puede seguir consumiéndose, ya que el producto no se encuentra en mal estado ni afecta gravemente a la salud de los consumidores. Alimentos como legumbres, cereales, latas de conserva, sopas… son los que tienen fecha de consumo preferente.

LA IMPORTANCIA DE LA CONSERVACIÓN DE LOS ALIMENTOS

Conservar los alimentos adecuadamente es fundamental para que evitar intoxicaciones alimentarias que puedan afectar a la salud del consumidor. Además, una adecuada conservación permite que los alimentos duren más. Las formas de conservación de alimentos más comunes son: 

  • Al vacío. 
  • En aceite. 
  • En vinagre. 
  • Deshidratación. 
  • Ahumado. 
  • En sal.  
  • En azúcar. 
  • Congelación.

CURSO MANIPULADOR DE ALIMENTOS

Un curso de Manipulador de Alimentos te forma con las competencias necesarias para manipular de forma segura los alimentos, garantizando la salud del consumidor final. Es fundamental que un manipulador de alimentos sepa interpretar el etiquetado de los productos, de esta manera, se conservarán de manera adecuada y los nutrientes no se perderán rápido. 

En Academia Tecnas contamos con un curso de Manipulador de Alimentos, adaptado al Real Decreto 109/2010 y al Reglamento CE 852/2004, por lo que es válido en toda España. Con el curso obtienes el certificado oficial de manipulador de alimentos, con el que podrás trabajar en cualquier sector relacionado con la alimentación y la hostelería.  

Academia Tecnas es un Centro Oficial de Formación de Manipulación de Alimentos Online. Para sacarte el carnet de manipulador de alimentos solo tienes que seguir estos pasos: 

  1. Descarga gratis nuestro manual y léetelo. 
  2. Realiza el test y apruébalo.  
  3. Regístrate y efectúa el pago.  

¡Enhorabuena! Ya has recibido la formación y los conocimientos necesarios para manipular y tratar los alimentos con seguridad.