El coronavirus ha cambiado los hábitos en la higiene y manipulación de alimentos. Aunque la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha confirmado que no hay prueba de que los alimentos sean una fuente de transmisión del virus, es importante seguir una serie de medidas a la hora de preparar y manipular alimentos. 

MEDIDAS DE HIGIENE Y SEGURIDAD DURANTE LA MANIPULACIÓN DE ALIMENTOS

  Durante la preparación y manipulación de alimentos es recomendable seguir estas claves, según indica la Organización Mundial de la Salud: 

Lavarse las manos antes y durante la preparación de las comidas evita la contaminación de los alimentos. Los microorganismos se encuentran en todos sitios y son causas de enfermedades originadas en los alimentos. Por eso, es importante el lavado de manos y de los utensilios que se vayan a utilizar durante la manipulación de alimentos. 

Fregar los platos y utensilios de la comida con frecuencia, para que los microorganismos no puedan transferirse entre alimentos. Fregar y aclarar con agua caliente limpia es fundamental para desinfectar los utensilios utilizados. 

Guardar los alimentos en recipientes cerrados en la cocina para evitar el contacto con insectos y/o mascotas. Los microorganismos se encuentran también en los animales, por lo que cualquier contacto de un insecto o mascota con nuestra comida puede infectarlos. 

Separar alimentos crudos de los cocinados para no transferir microorganismos entre ellos. Los alimentos crudos pueden estar contaminados con microorganismos peligrosos que pueden transferirse a otros alimentos, por eso es recomendable cocerlos correctamente. 

Cocer correctamente los alimentos, especialmente carne, pollo, huevos y pescado. La correcta cocción mata casi todos los microorganismos peligrosos.  

Recalentar completamente los alimentos cocinados para matar los microorganismos que pueden haberse desarrollado durante su conservación.  

Mantener los alimentos a temperaturas seguras. Bajo los 5ºC o encima de los 60ºC los microorganismos se detienen o el índice de multiplicación es más lento.  

No exponer alimentos cocidos más de 2 horas a temperatura ambiente. Algunos microorganismos se multiplican rápidamente cuando se conservan a temperatura ambiente. Por eso, es importante conservarlos en temperaturas seguras. 

Refrigerar lo más pronto posible alimentos cocinados recomendablemente bajo los 5ºC.  

Lavar frutas y verduras con agua tratada. El agua puede contener microorganismos y sustancias químicas dañinas, por lo que es necesario lavar las frutas, verduras y alimentos crudos con agua tratada para prevenir enfermedades que puedan afectarnos. 

Consumir alimentos frescos y sanos que no estén en contacto con materiales como el plástico. Es recomendable utilizar bolsas o carros de compra propios para evitar usar las de las tiendas de alimentación. 

Un curso de manipulador de alimentos te enseña unas buenas prácticas higiénicas que debes de seguir durante la manipulación y preparación de los alimentos; las pautas de preparación y conservación de los alimentos; y los pasos que se deben seguir en caso de intoxicación.

RECOMENDACIONES A LA HORA DE REALIZAR LA COMPRA

A la hora de hacer la compra, se recomienda seguir también una serie de consejos: 

  • Realizar una lista de compra para evitar pasar mucho tiempo en el establecimiento. 
  • Comprar en un horario en el que no haya mucha afluencia de gente. 
  • Utilizar guantes, mascarillas, gel hidroalcohólico y todas las medidas de seguridad que establezca el negocio. 
  • Mantener la distancia de seguridad entre los clientes. 
  • Evitar la manipulación de alimentos que no se vayan a adquirir. 
  • No hacer la compra si se presentan síntomas del Covid-19. 

¿CÓMO SE TRANSMITE EL COVID-19?

El virus se transmite por contacto estrecho con las secreciones respiratorias de una persona enferma o a través del contacto con superficies que la persona ha intoxicado. 

Es importante saber que el Covid-19 no se puede transmitir a través del consumo de alimentos ni a través del consumo del agua.