Barcelona ha sido proclamada como Capital Mundial de la Alimentación Sostenible durante este año 2021. Los próximos días, 19, 20 y 21 de octubre, la ciudad será la sede del séptimo Foro Global del Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, haciendo hincapié en el papel estratégico de las ciudades en el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles. 

BARCELONA COMO CAPITAL MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE

Barcelona ha sido reconocida internacionalmente como Capital Mundial de la Alimentación Sostenible durante 2021 debido a los cambios e innovaciones en torno a la gastronomía y alimentación, y desarrollar un tejido agroecológico comprometido. Todos estos elementos han convertido Barcelona en uno de los grandes centros europeos de consumo y comercialización alimentaria.  

Durante este año, Barcelona desarrollará una centena de proyectos y políticas de fomento para asegurar una alimentación saludable y sostenible. La ciudad aprovechará esta oportunidad para progresar y convertirse en una ciudad sostenible. Además, persiguen cuatro objetivos principales: 

  • Impulsar dietas más saludables y sostenibles y facilitar que todo el mundo pueda acceder a ellas. 
  • Generar más oportunidades económicas para los sectores de la proximidad, es decir, para todos aquellos comercios de barrios, mercados municipales y productores y campesinos locales, logrando a su vez impulsar la producción agraria ecológica y local. 
  • Combatir la emergencia climática y facilitar, a su vez, una transición ecológica en la ciudad con la promoción de la agricultura urbana. 
  • Generar resiliencia ante los riesgos globales y las desigualdades sociales. 

Que Barcelona sea la Capital de la Alimentación Sostenible supone un impulso de la transición alimentaria hacia la sostenibilidad con el fin de fortalecer las economías locales y mejorar la salud de los ciudadanos y del planeta.  

PACTO DE MILÁN

Entre el 19 y 21 de octubre se celebrará en Barcelona el 7º Foro Global del Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán. Consiste en un tratado internacional de ciudades sobre alimentación que pone de manifiesto el papel estratégico de las ciudades en el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles y que impulsa el acceso a alimentos saludables, actuando contra el hambre y la malnutrición.  

En 2015, Barcelona y otras 210 ciudades más, firmaron el Pacto de Políticas Alimentarias Urbanas de Milán, comprometiéndose a: 

  • Trabajar para desarrollar sistemas alimentarios sostenibles. 
  • Promover la política alimentaria urbana. 
  • Promover la coherencia sobre alimentación entre las políticas municipales y políticas de otras administraciones. 
  • Involucrar a todos los sectores del sistema alimentario. 
  • Revisar y modificar las políticas existentes.  
  • Usar el marco de acción como punto de partida para organizar el propio sistema alimentario urbano. 
  • Fomentar la participación de otras ciudades. 

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales se reunieron y decidieron que, en los próximos 15 años, debían cumplir con una serie de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad. Fijaron 17 objetivos de desarrollo sostenible, entre los que se encuentran Hambre Cero, correspondiente al objetivo número 2, y Producción y Consumo Responsable, que es el objetivo número 12. 

Más de 690 millones de personas en el mundo padecen hambre. Poner fin al hambre es el principal objetivo que se persigue. Las metas fijadas en el objetivo número 2 para 2030 son las siguientes: 

  • Poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año. 
  • Duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productos de alimentos en pequeña escala mediante un acceso seguro y equitativo a las tierras. 
  • Asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y producción y contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas. 

Cada año se estima que 1300 millones de toneladas acaban pudriéndose en los cubos de basura de los consumidores y minoristas. El ritmo de producción no es sostenible, por lo que se debe cambiar los patrones de consumo. Las metas fijadas para el objetivo número 12 son las siguientes: 

  • Lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales. 
  • Reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro. 
  • Reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización. 

Hambre cero y producción sostenibles son objetivos muy ligados.  La estrategia alimentaria que se pretende alcanzar en 2030 es la construcción de un sistema alimentario sostenible, comprometido con los recursos naturales y con la nutrición sana y sostenible de todas las personas del planeta. 

    Academia Tecnas pone a tu disposición packs de cursos de hostelería que te forman para que puedas trabajar y desarrollarte profesionalmente en este sector. Nuestros cursos están adaptados a la normativa actual nacional y europea y son válidos para toda España. 

    Elige tu curso, descarga el temario, aprueba el test y realiza el pago para conseguir tu certificado. ¡Así de fácil!